top of page
  • Writer's picturerafo-one

SOS: ayúdalos divina pastora


“No son cuentos de camino,

Del Verbo ha vuelto”.


Esto no es Carpe Diem. A principios del 2021 Del Verbo y Mr. Ashé se juntaron para hacer un tratado filosófico musical sobre la vida. El único tiempo que tenemos es el presente. Acuérdate de vivir. Aprovecha el día. Dos años más tarde Del Verbo nos sorprende sacando una nueva producción, esta vez acompañado de Cardejéz, titulada Si Opus Sit y lo único que comparte esta con la anterior es su uso del latín. Este EP compuesto de siete temas es un despliegue lirical de principio a fin. Puro lirismo por parte de Del Verbo. Y aunque tiene par de featurings, algo muy característico de este emcee puertorriqueño –la vida en comunidad– en “Oscar Diggs”, por ejemplo, ninguno le llegó a los tobillos, a tos los partió como avellana. O sea, si en algún momento existió la duda de las destrezas liricales de Del Verbo o del peso de su letra, este EP las disipa todas y pone punto final al asunto. De hoy en adelante el hombre pasa a formar parte del top 3 de emcees boricuas. Búscame los otros dos.


Esta producción, como cualquier otra de Del Verbo, está enmarcada bajo un concepto que, para mí, tiene al menos dos frecuencias. De un lado, la música de Cardejéz creó un ambiente de una transmisión perdida en el tiempo, una señal que nos llega desde el mañana. En ella hay un sonido futurístico, pero algo que recuerda la década del cincuenta. Hay ruidos de satélites y estallidos de alarma muy típicos de los tiempos de la Guerra Fría cuando se vivía bajo la amenaza nuclear. Por eso, aunque suena moderno, con este toque del pasado me parece que Del Verbo y Cardejéz lograron un estilo nuevo: llámalo futuro vintage.


Por su parte, la carátula va muy a tono con esta propuesta sónica ya que muestra un satélite dándole vueltas a la luna. Un toque bien chulo que todo salsero debe apreciar porque trae a memoria aquel volumen IV de la Alegre All StarsWay Out, en la que se mostraba a los muchachos de la orquesta orbitando sobre la tierra. Posiblemente algunos recordaran el álbum Pa fuera de Roena, pero aquí somos “Alegre All Stars, o sea, antes que la Fania”.


Ahora, en la segunda frecuencia de esta transmisión nos llega un mensaje. Para el maestro Low Q es un aviso del futuro pa dejarnos saber que esto se jodió. Pienso que se refiere a la manera en que se hace música hoy día. Y aunque entiendo, quiero matizar esto un poco más. De un lado, yo veo a Del Verbo en el año 3030 junto a The Funky Homosapien ofreciéndonos un panorama tétrico sobre la industria musical. Mira, recientemente salió la noticia de que la música generada con inteligencia artificial va a ser elegible para los Grammys. Pues una lectura pudiera ser que en el futuro este absurdo –la mecanización del arte– ha llegado a su más burda expresión. A lo Walter Benjamin, Del Verbo lamenta que el arte haya perdido su aura, pero apuesta a que la música independiente, en particular el rap honesto, pueda representar ese espíritu inquieto que, a su vez, es la esencia de lo humano.


Bien, eso en términos generales. Pero en particular pienso que esta señal es un aviso a la escena del Hip-Hop local. Si Opus Sit es la frase en latín para decir si es necesario. Entonces basado en las más recientes producciones de rap en las que se destaca un sonido más moderno y comercial, piensa por ejemplo en el EP de EseEilien You Know the Vibes (YNTV), Te la buscaste de Velcro, Influencias de Lady Step –todas del 2021– o en Tiranosaurio de Rex Jay de 2022, parecería que Del Verbo encuentra necesario contrastar tanta brillantez con este sonido futuro vintage del que te estoy hablando. Pero como si la señal se distorsionara, Si Opus Sit se convierte en el acrónimo SOS, ese grito de auxilio que van a dar cuando escuchen el tema “Lúgobre”.


Esta es la única pista que no produjo Cardejéz. Detrás de esa pesaera se encuentra Yallzee, el Sr. Quiñones. Del Verbo suelta aquí una historia de Puerto Rico con mucha astucia. Frases como “yo entiendo su dolor por el septiembre 11, pero gritamos en Lares y nos masacraron en Ponce” suenan frescas e ingeniosas. Pero también habla de sus destrezas liricales utilizando personajes políticos puertorriqueños como “flow Blanca Canales, apuntando con la escopeta” o recordando eventos de la lucha armada clandestina cuando dice “ando explosivo como el ataque a la base Muñiz”. En fin. La canción más dura del EP. La pesaera de Yallzee es igualada por la pesaera de Del Verbo. Y digo esto, porque en la historia del Hip-Hop puertorriqueño Yallzee representa a Vanguardia Subterránea y Vanguardia es referente del Hip-Hop de la isla tanto a nivel local como internacional. La vida de este colectivo data de principios de siglo XXI y todavía al sol de hoy en las redes se lee comentarios acerca de ellos –SieteNueve, Luis Díaz, EA Flow, Tek-One, Konceptos– como lo mejor del Hip-Hop de Puerto Rico. Son un hito, no lo niego. Pero seguir repitiendo esto en el 2023 es problemático porque no reconoce todo lo que se ha hecho después de Vanguardia. Decía Fernando Picó, el historiador más grande que hemos tenido: “cada generación necesita narrar de nuevo a Puerto Rico. No hay historias definitivas”. Y esto muy bien puede aplicar al Hip-Hop. Por lo tanto, aquí yo veo a Del Verbo montándose sobre una pista del productor más importante de principios de siglo para narrar de nuevo la historia del Hip-Hop de Puerto Rico. Vanguardia habrá sido lo que fue, pero Del Verbo demuestra que no solo se ha hecho buen Hip-Hop después de ellos, sino que se ha superado.


Esto no es Carpe Diem. Pero un aplauso pal hombre que ha hecho al sonido parte del sonido, que ha traído de vuelta al Hip-Hop y quien desde el 2016 no ha parado de soltar música, convirtiéndose en Mr. Constancia, dejando bien atrás a todos tus raperos favoritos que no sacan nada bueno desde el principio de los 2000.


Rafael Acevedo-Cruz

7 de julio de 2023, Jersey City, NJ.



Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page