• rafo-one

El estado de las cosas: notas sobre el Hip-Hop de Puerto Rico

Updated: Jul 20


Comienzo de una serie que no sé cuándo tenga fin


***


Y este nuevo sonido, ¿de dónde sale? ¿Qué propone?


“con el sonido nuevo, like Cal Tjader y Eddie Palmieri”.

-Tek-One


Y sigo aquí. O sea, en New Jersey. Vine a acompañar a la vieja porque perdió a su hija por el Covid y a la semana le diagnosticaron cáncer. Y entre citas médicas, visitas a hospitales, facetime con Delisa, perder el empleo, decidir mudarnos para acá como familia y comenzar de cero, cada vez que puedo sigo con la investigación.


El viernes 16 de julio Cyborg, digo EseEilien, sacó un EP titulado You Know the Vibes (YNTV) que para mí son dos sencillos, pero qué voy a saber yo de esas cosas. Anyway, el asunto es que escuchando las canciones y lo moderno que suena, pensé en el giro que ha estado dando el sonido del Hip-Hop del patio en los últimos años.


Venimos del 2010 (vamos, siempre hay que fijar una fecha pa darse a entender) década que pa mí comenzaba con Relatos del Silencio de Mil Maneras. De ahí Eterno sacó uno de sus tantos compilados (me parece que era el vol. 4). Luego Ikol salió con sus Re-Cuentos, Nuff Ced y La Metrópolis, García, Ébano y Mil sacaron Audio Rap, e Ikol sacó Iguacas. También por ahí andaba la máquina que no paraba, BorIslam, el sencillito “Día tras día” de Del Verbo y Mr. Ashé, UBUS, Ultrasonido y de pronto, María.


O sea, mi pana, estoy claro que hubo otras producciones y sencillos. Pero ahora no es el espacio para reconocerlo todo. Lo que te quiero decir es que venimos de una década que predominaba el sonido clásico y aunque después del huracán salió Anécdotas, Vida, Lucha y Victoria, Belleza Cruda y Postrap, a partir del 2020 han salido pal de producciones que se han distanciado de ese sonido. Pienso en Melancolía, Influencias, Te lo buscaste, Hemisférico y El Hijo de Borikén. De hecho, yo me atrevería a incluir también a Cre-Acción, pues Bobi La Costa sacó pal de pistas ahí poco convencionales, por decir algo. En fin, aunque Melancolía tiene un tono particular, saca el tema de “La Honey” y júntalo al sonido que predomina en los demás discos y el resultado es música moderna, brillosa. Música pa chiliar, como diría mi pana Bobi o música pa hacer barbecue y compartir en familia, como dice mi hermano Del Verbo.


En mi caso, veo un ejercicio de empujar los límites del Hip-Hop, pues los discos de Melancolía o El Hijo de Borikén no hay dónde clasificarlos. Musicalmente son todo a la vez. Pero lo otro que veo es que se busca complacer todos los gustos. El emcee le mete a tos los estilos. Es como que la comercialización del sonido. Y no puedo evitar ver paralelos.


Comenzando la década del 2000, el Hip-Hop de Estados Unidos se fue en un viaje de hacer música moderna y brillosa, tan brillosa como los trajes de Mase, Puffy o Missi Elliot. Chacho. Pero me dio con pensar que en el Norte ya había gente haciendo chavos, tú ves. O sea, se había salido de la pobreza y pa qué cantar música rabiosa ¿no? Pero, ¿y aquí? Que yo sepa la familia de Time Machine Squad se faja como cualquier otro hijo de borikén, get it? O sea, que Puerto Rico sigue en la prángana y con él muchos de nosotros. Así que esa música moderna, un tanto alegre que está saliendo no corresponde a una mejoría en la calidad vida. “Este gobierno no funciona”, dile ahí Emil. ¿Entonces qué es? ¿Se pudiera tomar ese giro en el sonido del Hip-Hop del patio como una propuesta política de “reír para no llorar”? ¿“Vamos a seguir bailando”, como proponía El Gran Combo frente a la amenaza nuclear?


Rafael Acevedo-Cruz

17 julio de 2021, Jersey City, NJ (10:36pm)


***

El header lo saqué de hiphopboricua.blogspot.com. Quien sepa quién lo hizo, póngalo en los comentarios pa darle su merecido crédito.

92 views0 comments