• rafo-one

Las cosas que no se olvidan: Sharif Rafael y su Deja Vu


"Juro que esto ya lo había vivido".

Franco De Vita

I

Lo recuerdo bastante bien. 1989, antes de Hugo. El viejo vivía bajo la sombra de lo que fueron sus días de fama y gloria, y trabajaba para 11 Q, estación de radio localizada en el primer piso del Cobián’s Plaza en Santurce. Con alguna regularidad lo acompañaba y me sentaba frente a la consola. Y entre disco y disco, algo de Chucho, de Lizette o Yolandita – 11 Q era una estación de baladas – el viejo me enseñaba los gajes del oficio: “Hay que evitar los baches”. “Esta es la forma correcta de poner el disco en cue”. “El intro de este número es corto, ponlo a las y cuarto para pautar la estación”. “A las y media marcamos la hora”. Y así. Al parecer llegó el día que estaba listo y me dijo: “hoy tú corres el show. Tira la música y los anuncios”. Me dio el rundown y se fue pa la otra cabina a esperar a que yo le abriera el micrófono. Él iba a continuar siendo la voz. Obvio. Durante la programación me estuvo pautando, “mi hijo en la consola”, y los curiosos no pararon de dar la vuelta porque la estación estaba frente a una gran vitrina que apuntaba hacia la Ponce de León. La pasamos bien. Al final del turno el jefe de programación me entregó un cheque que decía abajo “a Rafo por sus horas de servicio”. De ahí nos fuimos al First Bank que está en la parada 23, cambiamos el cheque y cruzamos al cafetín de al frente para almorzar. Pedí un sándwich cubano y mientras revivíamos el vacilón de la mañana de pronto el viejo me preguntó si estaba listo para ser locutor. Tragué. Lo miré seriamente y le dije que no.


II

El Hip-Hop de Puerto Rico llegó a la mayoría de edad hace rato. Y algo que ha llamado mi atención es que los hijos de algunos de los veteranos del M.I.C. del patio han seguido los pasos de sus padres, pero su manera de acercarse a la música es diferente. Este es el caso de Sharif Rafael, hijo de Siloé Andino. A Siloé, el rapero con voz de sonero, lo conocí escupiendo versos, cargados de un sabroso léxico costeño, por cierto, bajo instrumentales de Del Verbo, Da Sixthman o Jko-Dox, o sea Boombap puro y duro. Sin embargo, Sharif tomó otra ruta: ha decidido explorar más bien lo popular y se he encaminado por lo que la industria llama música urbana lanzando recientemente su primer EP titulado Deja Vu. Esto es una palabra francesa (escrita como déjà-vu) que significa “visto anteriormente”. Es un concepto que apela a la memoria.

Por eso para el joven loíceño de 20 años con esta producción los amantes del género urbano podrán viajar en el tiempo con ritmos clásicos, música vieja y ¨sampleos¨, de los cuales se considera un fiebrú. Deja Vu recoge cinco temas que marcaron la época elemental/intermedia de Sharif y que sirvieron como inspiración para él.

Aquí el track listing:

1. “Tus Labios” – Reggaetón clásico, refrescante en melodías y sonidos, pero con un toque vintage.

2. “24 Horas” – Trap melódico al estilo norteamericano moderno.

3. “Primera Vez” – Reggaetón comercial sumamente bailable y pegajoso.

4. “Savio Vega” – Trap/Rap agresivo donde Sharif Rafael demuestra su flow y habilidad lirical. Hijo de gato, caza ratón ¿no?

5. “Dios Sabe Que Traté” – Trap/R&B/Rap lleno de sentimiento que apela a la nostalgia.


III

La cara de decepción del viejo valía un millón. Yo no quería ser locutor. Pero el que lo hereda no lo hurta y de alguna manera he terminado trabajando la música. Y esto es lo que yo veo que se desprende de Deja Vu, un respeto por la tradición, pero a su vez un paso en el camino de su propia carrera. Sharif, gracias por traerme al recuerdo esta memoria olvidada. Mucho éxito.

Rafael Acevedo-Cruz

10/abr./21

Jersey City, NJ




136 views0 comments